Lo que me dieron en Vietnam cuando pedí Servilleta!

Leave a comment Estándar

Bienvenidos a la meca de la tabla de ‘surfing’ y el ‘kitesurfing’ del sudeste asiático, he llegado a Mui Ne! una ciudad que día a día le da su sonrisa al Mar de China en el sur de Vietnam.

IMG_4562

Abarrotada de espectaculares resorts, restaurantes y bikinis, hacen de ésta un punto muy atractivo y aclamado por miles de turistas alrededor del mundo.

Pero hoy no les vengo a hablar de cuán espectacular es Mui Ne, eso lo verán en los videos pronto. Más bien hoy vengo a contarles una de esas anécdotas que quedan entre líneas de esas que mi cámara de video no pudo capturar. Una anécdota que tomó lugar mientras comía en uno de los restaurantes más mochileros y por consiguiente más baratos que tiene la meca del pescado y la langosta fresca, y a recomendación de mi guía Lonely Planet llegué al restaurante Lam Tong.  Manejado por una familia local y localizado estratégicamente para que el visitante disfrute de unas vistas al mar espectaculares,  hacen de este establecimiento uno muy famoso entre locales y turistas que buscan una experiencia puramente Vietnamita.

Ahora bien!, quiero hacerles claro que los estándares de higiene en Vietnam aveces no son como estamos acostumbrados en el occidente. No siempre tendrás 3 tenedores a la izquierda de tu plato, tampoco encontrarás por todos lados un potecito de líquido antibacterial para limpiar tus manos, menísimo toallitas húmedas, OJO viajeros! en Vietnam existe la higiéne, sólo que en unos lados más que otros.

Era de noche, fui a la hora de cenar, apenas escuchaba como las olas golpeaban y un cielo que no le cabía una estrella más. Entré! me senté lo más cerca del mar en una de sus mesas de madera gastada por el salitre, llegó mi arroz con mariscos y mis rollos primaveras, una cuchara y un pote blanco, pero un momento! no tengo servilletas!.

Con dedito arriba llamo a aquel jóven sonriente y le pido ‘napkins’ – Napkins?… ‘soRRy madam, no undesten’, él contesta, – emm…okey! yo contenta de que esta vez me entendería, con ojos ilusionados le digo: ‘towel’? mis manos a la vez hacían la pantomima de ‘limpiar las manos’ – oohh! – él exclama, ‘TICHU’? (tissue). – yes! yes! (le contesté), yo toda emocionada que luego de toda aquella medio enredada conversación entre vietnamita, inglés machacado y señas, el chico aquel finalmente me entendió.

Mi sonrisa no tardó mucho en desaparecer, de echo mis cejas casi tocaron el cielo con mi cara de vaca asustada cuando aquel chico agarró lo que serían mi servilletas por aquello de continuar nuestra conversación en señas. Cómo se los explico amigos viajeros, ese potecito blanco era PAPEL DE BAÑO!!!!!!!

ME DIERON PAPEL DE BAÑO POR SERVILLETAS!, miren aquí les dejo la prueba.

IMG_4551

Oh viajeros! mi cara valía un millón…sólo recordé que en mi clase de postura y refinamiento ese capítulo nunca lo cubrieron o al menos yo me ausenté!

Disfruté mi deliciosa cena pensando solo una cosa…que durante los viajes podemos aprender tantas cosas pero no más que aprender la misma TOLERANCIA.

signature

Anuncios