Una primavera en Washington, DC

Comment 1 Estándar

IMG_1479

Nunca pensé que pasado un año de haber escrito Cherry Blossoms no sólo existen en Japón mis ojos iban a precensiarlo, realmente no me lo imaginaba y para serles honesta las fotos no hacen honor a lo sublime que lucen las sábanas rosadas y blancas por toda la ciudad.

“Washington, si fueses una mujer, serias exactamente esa dama política pero sofisticada e intelectual, que durante la primavera viste un traje de novia de esos que quizás yo jamás podré pagar, tu linaje esta bañado en tonos rosados y blancos, y al Tidal Basin le llegan miles invitados para ver tu traje reflejado en las aguas calmadas formadas por un humano.”

El festival de los árboles de cerezos en Washington, DC marca la llegada de la primavera en los Estados Unidos. Padres, madres, niños, abuelos, amigos, viajeros de alrededor del mundo y hasta perros abarrotan las calles de la ciudad. Música, baile, sonrisas y golosinas excesivamente caras marcan las horas del día.

La belleza de este festival no radica en tan solo ver el esplendor de los árboles, es además en esa vibra de alegrías y compartir entre familias y amigos por cada rincón.

Yo por otra parte, como viajera sola lo disfruté muchísimo, hasta más de lo que imaginé, empezando por mi primera experiencia con Airbnb hasta culminar el festival. Era un deleite el solo sentarme y disfrutar lo que para mi era estar en un edén. Es alucinante, hermoso, un sueño, era como estar en el jardín del cielo. Cerrar los ojos y sentir una lluvia de pétalos era mi mayor placer.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Viajar a Washington en la primavera estaba en los tops de mi lista de lugares que algún día sueño por recorrer, y debe tiene que estar en tu lista también, ahora se encuentra en mi lista de los lugares que quiero volver, solo que la próxima vez me aseguraré de llevar una memoria externa en la que pueda guardar toda la excesiva y rica historia que esta ciudad guarda en sus fascinantes museos; los amantes de éstos se encontrarán como niño en una tienda de helados de mil sabores, lo único que aquí los museos son…acerca tu oido ojo por favor, son GRATIS!!!. 

Yo tuve la oportunidad de visitar algunos de los que desfilan en el conocido The National Mall, un lugar al que solo me dieron ganas de correr sin parar por ese sentimiento de tanto espacio, libertad y un día espectacular.

IMG_1737The Air and Space Museum, The Smithsonian Castle, The Japan walking street, pasear por los alrededores de El Capitolio, ver la colección de trajes de todas las “Primera Dama”, ver la única cámara que grabó el triste suceso de terrorismo de 9/11 en la ciudad de Nueva York, los proyectos Apolo y sus viajes a la luna, un ADN, ver como las jirafas toman agua, la primera pagoda regalada a Washington, ver los monumentos en memoria a la guerra de Korea, la Segunda guerra mundial, la guerra de mi estimado Vietnamel cual fue interesantísimo luego de mi recién viaje a dicho país y ver la contra parte, los memoriales en honor al Señor Abraham Lincoln, Thomas Jefferson y Martin Luther King Jr.,  fueron algunas de las cosas que disfruté y sobre todo aprendí muchísimo; por último la triste visita al Holocausto, lugar e historia que me hizo viajar por el más desgarrador de los trayectos, sin lugar a dudas volvería a visitarlo.

El festival de los árboles de cerezos culmina con la gran parada, un hermoso y colorido desfile por las calles principales como lo son la Avenida Constitución y el cual además es televisado en vivo.

Conforme llegan  las tardes es como si te encontraras en un teatro, en el que abre el telón y todo cambia a un nuevo escenario, los viajeros mezclados entre locales siguen ahí aprovechando cada instante de un inolvidable rosado atardecer.

IMG_1776

Yo no sé si la vida me regale el volver a Washington, DC, menos si lo volveré a ver, pero de algo que si estoy segura es de lo que de este viaje me llevé…me llevé la convicción de que la amistad no conoce fronteras, lengua, ni tierras, y que el ser humano con sus propias manos tiene tanto poder para destruir como para restaurar, aprovechemos lo máximo de ello y creemos un mundo lleno de lazos de amistad que duren para siempre.

IMG_1442Flamenkita Viajera

 

Anuncios

Un comentario en “Una primavera en Washington, DC

  1. Pingback: 20 experiencias que deberías vivir antes de morir | Flamenkita Viajera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s