UN VIAJE Y LA BRUSELENSE QUE MI VIDA CAMBIO

Comments 4 Estándar

No cabe duda que cada vez que salgo a un viaje y regreso, siempre digo lo mismo ‘ESE FUE EL VIAJE DE MI VIDA’ vocifero a los cuatro vientos con dedos arriba ‘ESE! … ESE VIAJE DEFINITIVO CAMBIO MI VIDA’.  La realidad es que cada viaje es único, cada viaje trae consigo su propia aventura, su anécdota, su melancolía y más aún, los recuerdos que en un futuro nos volverán a remontar a él como si lo estuviésemos viviendo en ese instante otra vez. Pero siempre!, habrá UN VIAJE.

Era una noche fría de otoño en Florencia, Italia, ese romántico destino al que todas las parejas deliran por visitar, Yo! fuí sola, había esperado todo un año para este viaje, armada como toda una viajera turista con maleta en mano con TODO lo ‘necesario’ para viajar, guía de viaje en mano llena de todos aquellos lugares que todo TURISTA no se debe perder.

419222_10150633131403881_2137842278_n

Ti ti ri ta ba de frío mientras caminaba aquella noche hacia esa vieja estación de tren llamada Santa Maria Novella, en esa que me senté para solo ver el va y ven de los turistas y viajeros.

tren

“Excuse Me!!, Disculpa!!, Excusez-moi!!” me gritan. Háblas ‘eZpañol’? En ese acento entre francés y barcelonés.

Ella era una VIAJERA. Con su cansancio a flor de piel salía de un autobús, mochila al hombro y mapa en mano me preguntó si conocía equis hostal. Su única pieza de equipaje me llamó tanto la atención que en vez de cotestar a su pregunta sólo la llené de mil preguntas para atrás, de esas típicas cuando nuevos viajeros se han de encontrar. De dónde eres? Por cuánto tiempo viajas? Cómo te llamas? y unas mil más.

Lo único que no sacaba de mi mente era como ella viajaba por el mundo con un mapa, una guía de viajes y una mochila! y que mochilita!.

No podia dejarla ir, no creo ni que le llegué realmente contestar, mas bien le dije, vamos! te acompaño a buscar tu hostal, ella habrá pensado que se le había pegado una garrapatas llena de preguntas. Yo solo queria escuchar como ella viajaba con una supuesta mochila y a la vez me cuestionaba como ella le hacia para echar los tacones y maquillaje.

Para entonces, era muy tarde, y las calles en Florencia suelen dormir temprano, aún así nos perdímos entre calles y callejones buscando hasta encontrarlo, entre un adiós, sí, ‘yes’, ‘OUI’ quedámos para encontrarnos el próximo día en el Museo Uffizi a una hora exácta. Yo solo pensaba que ella desaparecería con todas mis contestaciones y que jamas la volvería a ver. Aun así la garrapata insistente seguía y allí nos encontramos.

418489_10150633132108881_1647754862_n

Entre diálogos y observar las artes resultó que mi nueva amiga viajera trabajaba para Cartier en Francia, pero su pasión por los viajes era tan profunda que decidió renunciar a su empleo para viajar el mundo. Entonces fue mayor mi intriga por saber.

Recuerdo que nos reíamos y hablábamos como si fueramos viejas amigas, mi placer solo era escucharla hablar de sus anécdotas viajeras por esos países que solo existían en mi viejo arrugado papel de ‘lugares con los que sueño algún día visitar’.  Nos sentamos en una plaza techada llena de esas exóticas esculturas que dejan mucho que pensar, con gelato en mano y es que no parábamos de reir, hablar y contar, pero llegó la policia y en un italiano seco y amenazante nos obligó salir de allí, pues estaba prohibido consumir alimentos en el lugar donde las esculturas exóticas aquellas estaban expuestas, pero esto fue un motivo más para reír.

426153_10150633127788881_2139521005_n

Mi nueva amiga viajera y yo quedamos una vez más para encontrarnos el próximo dīa, pero el próximo día ya yo partía hacia Venecia y para mi sorpresa ELLA TAMBIEN solo que un día después. Recuerdo que a lo largo de mi viaje  ‘turisteando’ compré muchísimas cosas ya ni cabían en mi maleta, y antes de mi partida encontramos un vendedor por la calle vendiendo bultos y maletas, yo inexperta sacaba el dinero que aquel vendedor astuto me había pedido por la mochila, de una sonrisa acompañado de un pellizcon de mi experta amiga viajera entendí que no pagara la alta cantidad de dinero que aquel vendedor astuto me estaba pidiendo, ella me hacía muecas, me picaba un ojo, yo moría de la vergüenza sin entender,  me aló de un brazo y nos fuimos, yo le decia ‘que no vez que necesito un bulto’ todo era parte de su astucia.

No llegamos a una cuadra cuando el vendedor nos gritaba ‘ok ok ok’ y el famoso bulto anarajando nos costó casi la mitad del precio que el había pedido originalmente, gracias a ella y su arte de negociación, pero yo solo era una turista.

A las 12 en punto en el Puente de Rialto allí en Venecia quedamos encontrarnos, yo no podía creer la lealtad de ambas a esta nueva amistad, y esquivando gente y tratando de alcanzar ver entre la multitud allí estaba mi nueva amiga esperando.

577265_10150807889388881_591702223_n

Paseámos por Venecia, disfrutando de las ‘Boutiques’ y tiendas de chocolate.

390212_10150379201787307_2056937427_n

316624_10150371492843881_2058055524_n

Recuerdo que ante nuestros cansados pies decidimos sentarnos en aquel parque, de esos parques que para cualquier soltero es deprimente mirar a su alrededor, pues estás en Venecia! Los tórtolos aprovechan cada esquina. Saqué de mi bolsa lo que en América llamámos enjugador bucal y como buena costumbre le ofrecí y ella aceptó, no pasaron 2 segundos cuando lo único que en el parque se escuchó fue ella expulsando el enjugador a la vez que gritaba ESA MIERDA AMERICANA! era tanto la risa que no podía más del dolor y así andábamos todo el tiempo de risa en risa, cuento en cuento. Lo recuerdo y aún me río.

Siempre acostumbramos a comer lo más económico posible (cosa que aprendí de ella) nada en Italia es barato. Pero no comíamos sentadas en restaurantes por aquello de ahorrar un poco, ya que allá el precio de la comida es mas caro si se ocupa una mesa y en adición al total de la cuenta le añaden un costo por el uso de cubiertos!.

Sin embargo, nuestra última noche decidimos culminar e irnos a cenar a un restaurante de esos, muy cerca del Grand Canal, fué una cena de despedida pero a la vez un hasta pronto. Nuestro abrazo fue tan intenso que no pude contener mis lágrimas. Yo estaba demasiado emocionada por todo lo que mi nueva amiga viajera en silencio me enseñó.

En mi regreso solo reflexionaba en esta experiencia, mi nueva amiga viajera me enseñó a caminar las ciudades como viajera y no como turista, me enseñó a que no hacen faltan tacones en la mochila por que con ellos es difícil abrazar la tierra con los pies, el arte de negociar lo llevé muy apuntado, y  el andar con una guía de viajeros y no de turista apresurado fue su mejor legado. Su hambre por recorrer el mundo me contagió hasta el punto que ahora viajar es mi pasión y por ello creé este blog. 

Gracias a mi amiga ya no viajo con maleta, viajo con mochila!

y gracias a mi amiga hoy ando el mundo sin miedo como ella,  cambiando Pertenencias por Vivencias.

Pero lo que mi nueva amiga Leslie nunca se enteró, es que a ella mi viaje entero, dediqué!

Por siempre AMIGAS!

Flamenkita Viajera

Anuncios

4 comentarios en “UN VIAJE Y LA BRUSELENSE QUE MI VIDA CAMBIO

  1. MUY LINDA.-. Viajo hace más de 30 Años, totalmente de acuerdo con ambos, tengo mucho por contar aún , te leo , te sigo y estás en mi BlogRoll , ABRAZOTE VIAJERO, hermosa narración , amo conocer gente hermosa que nos llena el alma …. además de haber vivido años en varios países, uno va dejando amigos en el Camino, Nos leemos http://delabrujulalgps.blogspot.com.ar/ @PatryViajaFeliz

    • Gracias por seguirme.
      Mil gracias más por leerme.
      Pero más aún, Gracias por hacer mi día con tu comentario.
      Un Fuerte abrazo viajero! 🙂

  2. Buenisima entrada, me ha encantado!! Somos de los que piensan que para viajar no hace falta mucho, mas bien poco, una mochilita y dentro muchas ganas de viajar.
    Nosotros por suerte hemos conocidos en nuestros viajes a muchos viajeros, con los que aún después de muchos años aún tenemos relación y de los que de todos hemos aprendido algo. La gente estamos para sumar y no para restar.
    Un fuerte abrazo de los tres 😉

    • Muchas gracias por leerme! 🙂 de veras fue una experiencias que jamás olvidaré!, estaré muy pendiente a sus post de ese gran viajaso que les espera! Abrazos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s